Entry: Liberté, egalité y... desperté Tuesday, February 28, 2006



No me gustan los conformistas. Y menos los incorformistas agresivos, que demuestran ser débiles y/o ignorantes. Por eso entiendo a la gente que se aliena creándose un mundo para sí. Apoyo a quien protesta y quere mejorar el planeta pero sé bien que en la Tierra lo que abunda es la impotencia.

Pienso en mi profesor de filosofía: "todos somos libres, - decía - siempre existe una segunda opción". ¡Alma de cántaro!, como dice D. Alonso (Quijano) y alguna toledanoargeseña.
Ponía ejemplos radicales para apoyar su teoría
que acababan con "la segunda opción sería morir, somos libres porque podemos evitar todo muriéndonos". Me parece bien si piensas que vas a reencarnarte en un "Bill Gates" del s. XXI o a vivir una bacanal sin fin en una realidad superior pero a mí no me da muy buena impresión esa "libre" elección. Hay gente que no puede ni elegir qué hace con su vida (¿me enfado y no respiro?) y además (rebelándome) ¿por qué la otra opción es tirar a la basura todo, o mejor dicho, lo único que tengo?

Los que no son dueños de su vida (hay muchas clases de esclavitud) no tienen derecho a quitársela. ¡Qué pena que esos ejemplos tan radicales estén a la orden del día! No somos libres, somos impotentes y, encima, la capacidad de suicidio es un lujo para unos pocos.

Esto último, además, demuestra que la igualdad es tan utópica como el comunismo. Enhorabena a los que tengan bastante libertad (a no ser que seais partidarios de la teoría de la Conspiración, otro cantar) porque nunca serán iguales sino privilegiados. Y no, no creo que la única causa de la desigualdad sea el dinero, ni siquiera el hombre, es cosa irremediable de la Naturaleza: la ley del más fuerte. Lo triste es que la especie racional no sepa controlar estos instintos... básicos. Porque siempre habrá alguien más alto/rico/inteligente que tú pero ¿quién nos dice que, por eso, el otro es mejor? De hecho, ¿por qué unos tienen que ser mejor que otros? ¿La igualdad no consiste en gente diferente con las mismas oportunidades?

En fin, ya sé que no he dicho absolutamente nada nuevo (de hecho, no hay nada nuevo bajo el sol) pero he expresado mi opinión, muestra de que soy una privilegiada: no se me veta (tampoco merecería mucho la pena).  Por supuesto, no me gusta universalizar cada frase que digo, porque no sólo respeto la opinión de los demás sino que además estoy absolutamente segura de que puedo estar equivocada.

Estoy pensando que es más fácil creer y aferrarse en algo para soportar las atrocidades del mundo y tener un rayito de esperanza. A los ateos sólo nos queda la buena fe (je, je), el hacer el bien de ayudar a los demás y ser amable altruistamente con el deseo, curioso, de que, ya que no Dios, semillita a semillita se cambiará el mundo. Nosotros podemos.... ¡sonó el despertador!

   2 comments

Aisha
January 24, 2007   03:07 AM PST
 
Cuánta razón tienes...
XuXi
November 1, 2006   04:29 PM PST
 
Hola holaaaaaa, hay que ver como te comes el tarro,jajaja. Dices cosas interesantes, pero bueno yo creo que la palabra utopía es vacía semánticamente y la rellenan unos pocos para seguir teniendo la sartén por el mango. Es como lo que ha significado dios a lo largo de la historia (y sigue siendo así), vosotros tragad con las injusticias que el reino de los cielos será para los pobres. Claro, y los reinos de la tierra para cuatro espabilaos. En fin, que eso es lo que tiene que hacer la sociedad, despertar guapísima. Mola mazo tu blog, jeje.

Leave a Comment:

Name


Homepage (optional)


Comments